fbpx
4 puntos para emprender con mayor (probabilidad de) éxito

Como emprendedor y miembro de INICIA, comunidad de emprendedores, puedo decir que montar la empresa propia es una tarea muy gratificante.  Sin embargo, tengo en claro que también es muy complicado, y por eso me gustaría brindar algunos conceptos que desde mi punto de vista son muy importantes a la hora de montar un negocio:

 

Producto/Servicio

Por lo general, es lo que lo primero que se define y lo que los emprendedores tienen más desarrollado. Tanto por pasión, conocimiento, historia, interés, facilidad o lo que fuere, solemos tener bastante pensado (o eso creemos) el producto o servicio que ofrecemos.

Obviamente, sin producto o servicio no hay emprendimiento posible, por lo que es muy importante darle la importancia que se merece con análisis más objetivos que el propio deseo o la intuición. Analizar los recursos con lo que contamos para llevarlo adelante (materiales y humanos), analizar el mercado, definir el público al que se apunta, pensar en sus necesidades, determinar el valor agregado y el diferencial de lo que ofrecemos, y analizar y definir a los clientes son algunas de las cosas a tener en cuenta.

 

Números

Para muchos es la parte aburrida, pero son fundamentales para lograr la sustentabilidad del emprendimiento. Suele ser la parte que más dejamos de lado, ya sea por desconocimiento o por dificultad. Es clave salir de la “cuenta del almacenero” y tener bien ajustadas las diferentes variables económicas y financieras del emprendimiento. No es necesario hacer un master en administración de empresas, pero sí tratar de recorrer y entender las principales variables e indicadores que hay que tener en cuenta. Algunas son:

  • Costos fijos y variables
  • Ingresos
  • Margen
  • Rentabilidad
  • Punto de equilibrio
  • Flujo de caja (cuanta plata voy a tener)
  • Estado de resultados (gané o perdí)
  • Diferencia entre resultado financiero y económico

Lo importante es tratar de ser los más sinceros posible con uno mismo y no dibujar los números. Más vale que el emprendimiento no de el resultado esperado y saberlo, que creer que está todo bien y que no sea cierto.

 

Es importante que los emprendedores entendamos que no tener en claro ni prestar atención a los números nuestro negocio es una de las maneras más rápida de fundirse…

 

Comercial/Ventas

Para que cualquier empresa funciona, es necesario vender. A menos que ofrezcamos agua en el desierto es necesario ocuparse, y mucho, de la venta. Por eso este eje es fundamental e implica pensar estrategias comerciales y definir cómo se va a vender, quién lo va a hacer, cómo se va a enterar la gente de nuestro producto o servicio, cuál va a ser el precio y cómo está el mercado entre tantas otras cosas.

 

Muchas veces los emprendedores estamos tan enamorados de nuestro producto o servicio que pensamos que se va “vender solo.”  Definir bien la estrategia comercial, entonces, es fundamental.

 

Estrategia

Otro punto importante es la visión estratégica, tanto de corto, mediano y largo plazo. Metidos en el día a día de la producción, los números y la ventas, muchas veces nos olvidamos de parar, levantar la cabeza y pensar estratégicamente las cuestiones más estratégicas del negocio, y eso es algo que solo los socios pueden hacer.

Analizar lo que se está haciendo, ver cómo está el mercado, investigar nuevas oportunidades, decidir cuestiones importantes, definir dónde queremos estar en una determinada cantidad de años y bocetar el camino para lograrlo son algunas de las tareas en las que los emprendedores muchas veces no nos detenemos a pensar.

 

Es muy importante salir periódicamente del trajín del día a día para definir estas cuestiones fundamentales. Salir del lugar del trabajo, tomarse un día para eso, reunirse con los socios en otro ámbito a trabajar solamente… Los emprendedores somos los capitanes del barco. Y si estamos todo el tiempo limpiando la cubierta, bajando las velas, preparando la comida, y ocupándonos de tareas operativas, no tenemos tiempo de mirar los mapas, definir un destino y trazar la hoja de ruta.

 

En síntesis

Si bien no son los únicos, estas cuatro áreas son claves y merecedoras de que todo emprendedor le preste atención en forma permanente. Por supuesto, no es necesario dedicarle la misma cantidad de tiempo a cada una, pero sí tenerlos en cuenta en todo momento así podemos conducir nuestro negocio a buen puerto.

You may also like

No Comment

Comments are closed.