De la tele a los medios online: muerto el rey, viva el rey

Un reciente artículo publicado en el sitio Puromarketing nos sirve como disparador para reflexionar sobre una realidad que está pasando de ser un rumor a un secreto a voces. El reino de la televisión está llegando a su fin.

La tendencia demuestra que el presupuesto publicitario se ha estado moviendo, lenta pero firmemente, de la tradicional TV a los medios online. En el Reino unido más de la mitad de las inversiones se destinan al ámbito online, Sucia destina el 47%, Dinamarca el 43%, Australia el 42% y Noruega el 40%.

Tim Armstrong, CEO de AOL ha señalado recientemente que un anunciante le comentó su intención de quitar dinero en televisión para destinarlo a Internet. Según Armstrong los videos online se están llevando el dinero de los clásicos anuncios televisivos.

La competencia de la tele online

Otro factor a tener en cuenta en el declive de la televisión tradicional es la aparición de opciones como Netflix, Hulu o Amazon Instant Video. Además, muchas cadenas, entre ellas ESPN, Fox o HBO han comenzado a elaborar alternativas online.

Tal es el grado de convencimiento de algunos ejecutivos del medio, que Reed Hastings, CEO de Netflix, se animó a pronosticar el fin de la televisión tradicional para 2030.

Este análisis viene motivado por la migración que está ocurriendo con los consumidores actuales, sumado a que los usuarios más jóvenes ya ingresarán al mercado favoreciendo las opciones de la televisión por Internet. Es decir, sumado a los avances tecnológicos que favorecen esta tendencia, existe la sensación de que también se trata de un cambio generacional.

¿Por qué crece la importancia del marketing de contenidos?

El paso de la televisión tradicional a los medios en línea, inclusive el consumo de video que sería lo “más parecido a la TV tradicional”, supone un cambio en la relación entre el canal y el público, pero también entre las marcas y el público. Existe una serie de tendencias que muestran el camino:

  • En la televisión tradicional la pauta publicitaria suele ser una pausa aceptada, e incluso casi bienvenida. Para el usuario de Internet, en cambio, la mayoría de los avisos son una molestia. De ahí la popularidad de los bloqueadores de publicidad.
  • En la televisión tradicional las marcas transmiten un mensaje y, salvo que cometan un error de gravedad, no deben preocuparse por el feedback negativo de los espectadores. En Internet no hay mensaje sin diálogo, si el diálogo no se da en el canal oficial de la marca se dará en otro sitio.
  • En la televisión tradicional la presencia del mensaje es tan grande como la inversión. En Internet la presencia del mensaje depende en gran medida de la aceptación y la opinión que se hacen los usuarios de la marca.

Conclusión

En relación a los puntos anteriores, podemos concluir que el marketing de contenidos se destaca porque:

  • Busca crear interés por la información que suministramos, no imponerla.
  • Entiende que el posicionamiento de la marca se da en el diálogo con el público y los posibles clientes.
  • Ubica a la marca dentro de un universo de intereses y la convierte en referencia y fuente de autoridad.

Todo lo dicho nos lleva a sostener que el marketing de contenidos es la herramienta más auténtica y propia de la era de Internet.

Imagen basada en trabajos de Thomas Galvez y Les Haines

You may also like

No Comment

Comments are closed.