¿Se puede vender en las redes sociales?

Nacidas como espacio de ocio y de conversación, las empresas están cada vez más interesadas en vender a través de las redes sociales. ¿Esto va en contra de una estrategia de marketing de contenidos o se pueden complementar?

La importancia de las redes sociales las ha hecho pasar de ser una novedad o una curiosidad a ser un elemento fundamental en la estrategia de marketing de cualquier empresa. El potencial del canal es innegable, pero también tiene ciertas cualidades propias que deben considerarse.

Un artículo de Tristán Elósegui ha señalado los problemas que pueden ocurrir cuando una empresa intenta manejarse en las redes de la misma manera en que lo hace en otros canales. Las empresas que intentan vender con avisos publicitarios no obtienen los resultados esperados. Tanto Facebook como Twitter son espacios de ocio e información, en los que los usuarios no están en modo de compra.

Lo dicho lleva a establecer algunas conclusiones:

  • Hay que privilegiar la participación, el engagement. Crear relaciones sólidas, conversaciones interesantes.
  • Escuchar es la primera acción del marketing. Es posible realizar acciones de monitoreo que se destinen a la venta en otras instancias.
  • Las redes sociales son espacios de recomendación, no de venta.

Coincidimos. Estos son preceptos fundamentales, al menos hasta el momento. Algunos cambios en las redes sociales podrían llevarnos a un escenario algo más complejo.

Hace poco Twitter comenzó a probar un botón de compra en algunas regiones. La idea es que el usuario podrá adquirir un producto del que se esté hablando en un post si tener que entrar a la tienda de la empresa que lo vende. Dado el enorme potencial que supone esta alternativa es de esperar que pronto las redes sociales (no solo Twitter) se conviertan en espacios de venta.

Lo interesante será el desafío que supondrá sacarle partido a dicha opción sin destruir la otra dimensión, la de la conversación.

La tentación es salir a vender, con actitud de vendedor. Pero quizás lo más acertado sea mantener la actitud de diálogo, dejando la opción de comprar como una alternativa más sin señalarla. Algunas empresas optarán por tener dos tipos de mensajes, diálogos y anuncios para ofertas. Una alternativa que ya podemos encontrar en algunas cuentas.

Nuestra apuesta es que las empresas que saldrán ganando son las que cuiden su marketing de contenidos, la relación que tienen con sus seguidores. El botón de ventas solo ofrecerá una oportunidad para que este capital produzca mayores beneficios.

You may also like

No Comment

Comments are closed.