Coca Cola asocia su marca con la felicidad que brindan las acciones de voluntariado

La conocida marca de gaseosas Coca Cola ha impulsado una iniciativa a nivel mundial conocida como «Crazy for Good». El objetivo es fomentar las buenas acciones especialmente entre personas que no se conocen. En el capítulo que le corresponde a Rumania esto ha supuesto la producción de una aplicación conocida como «Radar for Good», el Radar para la bondad. La aplicación detecta los espacios cercanos en los que se necesitan voluntarios y guía a quienes quieren ayudar.

Los resultados incluyen más de 21 mil acciones de voluntariado y 190 organizaciones beneficiadas. La aplicación fue la tercera más bajada en Rumania.

¿Qué supone todo esto para Coca Cola como marca? La respuesta más obvia, pero insuficiente, tiene que ver con el branding: la aplicación logra una mayor exposición.

Pero la campaña tiene mayores significados. Bien podrían haber ofrecido promociones y descuentos como tantas otras veces.

El contenido, la promoción del voluntariado, más allá de ser un noble objetivo de por sí, no es casual.

Resulta fácilmente observable por las últimas producciones publicitarias que la compañía busca asociar sus productos a una forma de vivir que tiene que ver no solo con el placer, sino con la búsqueda de la alegría o la felicidad.

El aviso que publicita la aplicación sostiene que Coca Cola cree que la bondad es el camino a la felicidad. Por supuesto, existe una enorme gratificación en ayudar a otro. Y en tanto en cada episodio de voluntariado hay una persona o más involucrada, podemos contar miles y miles de experiencias positivas que han quedado asociadas a la marca y a una forma de vida.

Coca Cola ayuda a quienes quieren hacer el bien a otros a través de la aplicación, y los voluntarios se convierten en destinatarios y transmisores de un mensaje compartido por la marca.

You may also like

No Comment

Comments are closed.