Al Marketing de Contenidos hay que ayudarlo

Tanto desde Tres Faros como desde este blog siempre pregonamos que el Marketing de Contenidos es la mejor forma de obtener resultados a partir de nuestra presencia en redes sociales. Estamos convencidos que generando contenido interesante, de calidad y en forma periódica logramos convertirnos en referentes de los usuarios aumentando la efectividad de nuestras acciones, como pueden leer en este artículo.

Sin embargo, más allá de los resultados orgánicos que tienen nuestras acciones, nuestra experiencia demuestra que invertir algo de dinero en lo que se denomina SEM, es decir, publicidad online tiene excelentes resultados,  y en este artículo trataremos de explicar por qué.

Actualmente, por relación efectividad-costo, los mejores resultados los estamos obteniendo mediante anuncios de Facebook Ads y con la amplia gama de variantes que Google ofrece en este sentido. Además de efectivos, estos canales permiten obtener resultados concretos sin importar la cantidad de dinero que estemos dispuestos a invertir. Tanto si vamos a disponer de $500 como de $10.000 mensuales, el objetivo se puede cumplir perfectamente, siempre y cuando la campaña esté bien pensada, estructurada y monitoreada.

Sobre Facebook Ads hablaremos en otro artículo, así que a en esta serie de notas que empezamos a publicar hoy nos vamos a centrar en algunas de las opciones que Google tiene para nosotros:

Google Adwords – Search:

Son los avisos pagos que aparecen en el buscador, tanto en la parte superior como en la derecha de la pantalla. Su funcionamiento es bastante sencillo:

  • Antes que nada es importante aclarar que Google no cobra por cada vez que aparece un aviso, sino que lo hace cuando alguien hace clic en él. Por lo tanto, no pagamos por la impresión (lo que sería CPM, es decir costo por millar de impresiones) sino por el clic (CPC, costo por clic).
  • Para empezar es necesario relevar cuáles son las palabras claves (keywords) que van a ingresar los usuarios en el buscador y que van a hacer que aparezca nuestro aviso. por ejemplo, si vendemos bombones para celíacos, podríamos decidir que nuestro aviso aparezca cuando alguien ingresa, bombones, celíacos, bombones para celíacos, comida para celíacos, etcétera.
  • En base a estas keywords (pueden estas compuestos por más de una palabra) se estructura una campaña en donde a cada grupo de palabras clave se le asigna un aviso específico. De esta manera, según lo que busquen los usuarios, será el aviso que verán. Es muy importante estructurar la campaña correctamente, ya que es una de los principales factores del éxito.
  • Además, debemos indicar cuánto estamos dispuestos a pagar por clic. Este valor no es fijo ni único, y depende en mayor medida de cuántas empresas están pujando porque sus avisos aparezcan con esas keywords. Entonces, mientras más solicitada esté una palabra clave, más tendremos que pagar por el clic.
  • Lo que tiene de interesante esta metodología es que fácilmente y en tiempo real podemos ver qué avisos están funcionando mejor, y cuáles de esos clics están dando los resultados que buscamos (por ejemplo, que completen un formulario). Podríamos escribir un libro entero sobre este tema, pero la plataforma de Google Adwords nos da gran cantidad de información para poder estudiar cómo va nuestra campaña, para que podamos ir modificándola para obtener mejores resultados a menos costo.
  • También es importante que la dirección de la página a donde apunta el aviso este especialmente pensada para cumplir con el objetivo. Entonces, si hacemos un buen análisis de las keywords, estructuramos bien la campaña pero después mandamos a los usuarios a una página que no es interesante, que no tiene claro el mensaje o que no tiene nada que ver con nuestro objetivo, la campaña no va a tener los resultados esperados. Por ejemplo, si mi objetivo es conseguir formularios de contacto para luego poder cerrar las ventas por teléfono. La “Landing page” (la página a la que llegan haciendo clic en el aviso) debería tener grande el formulario y una buena explicación de la importancia de dejar los datos. De esta manera tendré más posibilidad de convertir esos clics en formularios (mi objetivo final) que si los mando a la home de mi sitio, en donde el botón del formulario de contacto está escondido.

En cuanto a la segmentación, la principal fuente de segmentación está en la elección de las palabras clave y los textos de los avisos, ya que si los armo pensando en el público objetivo de la campaña tendré más chances que hagan clic los que están interesados y no cualquier persona, evitando clics de gente que no me interesa que llegue a mi sitio (recuerden que esos clics tienen costo).

También es posible segmentar por ubicación geográfica, pero esto en la Argentina no es conveniente, e incluso es contraproducente. El tema es que la infraestructura de redes está armada en forma cerntralizada, lo que no permite precisión en cuanto a localidad o provincia. Esto se debe a que la mayoría de los grandes proveedores derivan todo el tráfico a través de sus centrales, por lo que Google entiende que esa persona está navegando desde las instalaciones del proveedor, sin discriminar desde donde el usuario se está conectando con esas instalaciones.

Como podrán apreciar, la herramienta de Google Adwords es muy poderosa, fácil de usar y permite realmente aprovechar, si está bien utilizada, cada centavo que invertimos.

En el próximo artículo hablaremos de la Red Display, que es otras de las opciones que ofrece Google para anunciar en Internet, pero por ahora lo dejamos acá. Y por supuesto, si algún lector necesita más información al respecto o un asesoramiento sin cargo, puede dejar un comentario en este mismo artículo, contactarse con nosotros mediante el formulario de contacto.

 

Otros artículos sobre Google Adwords

You may also like

No Comment

Comments are closed.